Eliminación de puntos negros

En el anterior post, “Problemas con los poros”, vimos los problemas que podíamos tener cuando los poros se hacen grandes y se produce un exceso de grasa.

Para eliminar los temidos puntos negros podemos realizar muchos tratamientos. Hoy os vamos a explicar uno muy sencillo, práctico y efectivo.

Exfoliación de puntos negros con tomate y sal

Cortamos un tomate por la mitad, echamos sal gorda en un cuenco y untamos el tomate en la sal gorda. A continuación, exfoliamos la zona donde tenemos puntos negros con el tomate. Por último nos limpiamos la cara con una toalla y aplicamos una crema hidratante o tónico.

Este tratamiento se debe realizar cuando no vayamos a exponernos al sol, por eso por la noche es un buen momento para aplicar. No deberíamos realizarlo más de una vez por semana, al ser exfoliante la piel podría sufrir si se realiza con más frecuencia.

sal

Y di adiós a los puntos negros

Siguiendo estos consejos, podrás acabar con tus puntos negros y lucir un rostro bello y cuidado. Para ello te recomendamos echar un vistazo a este post con trucos para tener una piel más bonita .

 

Deja un comentario