Parafina

Habitualmente utilizamos diferentes cremas hidratantes, exfoliantes y demás productos para el cuidado de la piel de nuestras manos, porque con los cambios de temperaturas, el viento y la exposición continua que tenemos de ellas a los agentes externos, es muy normal que se vean dañadas. Así como los pies, los cuales pueden presentar sequedad y grietas. Actualmente se ha puesto de moda la parafina, un producto con el que generalmente se hacen las velas.

mano tatuada

Usos de la parafina

En cosmética se ha hecho muy famoso ya que suaviza la piel de manos y pies, actuando como un humectante de gran calidad. La parafina con aloe vera está especialmente recomendada para tratamientos liporeductores, regeneradores, hidratantes y estimulantes del sistema circulatorio.

Del mismo modo, cabe destacar que la parafina tiene un aspecto similar al de la cera depilatoria derretida. Pero no actúa de igual manera, sino que se utiliza principalmente para restaurar la piel reseca y agrietada de manos y pies.

Cómo usar la parafina en la piel

El modo mas común de aplicarla es cubriendo las manos con una capa fina y protectora de parafina derretida, a una temperatura que el cuerpo aguante.

Por otro lado, debéis saber que antes de aplicar la parafina se debe limpiar bien las manos, para que no hayan ni cremas, ni sudor, ni perfumes externos que debiliten la acción principal de ésta. En primer lugar, aplicaremos un exfoliante que elimine células muertas y posteriormente aplicaremos la parafina sobre manos o pies, generalmente en un recipiente que la mantiene a temperatura constante. Para exfoliar la piel de nuestra manos podemos utilizar azucar de caña y aloe vera. Un agradable masaje potenciará la absorción de las lociones regenerantes que mezclemos con la parafina, como de nuez de macadamia, semilla de kiwi y manteca de karité. Para terminar podemos aplicar un esmalte con proteínas que regenera la uña y la proteja, y un brillo del color deseado.

parafina

Asimismo, mencionar que tras cubrir con parafina las manos o los pies, se debe envolver con una bolsa plástica, hasta que la parafina haya enfriado, retirando con cuidado la bolsa plástica que las cubría y desprendiéndose seguidamente la capa fina de parafina.

Consigue ya tu parafina

La parafina es un producto muy económico y resulta un agradable cosmético para hidratar las piel de nuestras manos, pies, codos… Puedes ver más información y venta aquí. Si quieres conocer más hidratantes naturales para tu piel, en este artículo te explicaremos remedios para evitar tener la piel seca.

Deja un comentario