Si te has quemado al sol: aloe vera

aloe vera para las quemaduras solares

El sol quema prácticamente igual todo el año, aunque la mayor parte de las quemaduras solares se producen en verano ya que es la época del año en la que estamos más expuestos al sol.

Por esta razón es importante la aplicación de protectores solares que eviten que nos podamos quemar. Es imprescindible también el no solo aplicar la crema solar, sino reaplicar cada dos horas. Este último paso es el que mucha gente se salta y es cuando se produce la temida quemadura.

Un gran aliado para combatir las quemaduras solares es el aloe vera. Esta planta típica de climas desérticos y muy secos tiene en el interior de sus hojas un gel transparente compuesto por una gran parte de agua pero también por aminoácidos que ayudan en la regeneración de la piel.

Los componentes del aloe vera son los encargados de conseguir una pronta recuperación de la piel cuando hay quemaduras o lesiones cutáneas.

 

Qué beneficios tiene el aloe vera 

El aloe vera posee muchas propiedades beneficiosas para nuestra piel. Además de regenerador celular, es antiséptico, antiinflamatorio, analgésico, cicatrizantes e hidratante.

Su actividad regeneradora y cicatrizante es quizá la más conocida. La aplicación del gel de aloe vera sobre una zona dañada consigue una rápida recuperación de la piel. 

Además, su acción antiinflamatoria ayuda a aliviar proceso de irritación o descamación como sucede con casos de dermatitis, psoriasis o eccemas. Gracias al poder de sus enzimas baja la inflamación, aliviando y calmando cualquier tipo de piel.

Posee propiedades antisépticas y bactericidas evitando que aparezcan infecciones y consiguiendo una mayor limpieza. Esto es perfecto para pieles con acné o pieles grasa ya que ayuda mucho a mantener la piel libre de las bacterias que causan los granitos.

 

El aloe vera y las quemaduras solares

La aplicación del aloe vera puro sobre la piel en estos casos es una excelente opción ya que estamos usando el gel directamente sobre la dermis y por lo tanto no pierde propiedades. 

Si te has quemado y tienes en casa una planta de aloe vera podrás utilizarla sin problemas (siempre y cuando sea un aloe adulto de más de 3 años). Cuando estas plantas son más jóvenes están aún formándose y no poseen todos los aminoácidos necesarios para ayudar en el proceso de regeneración celular.

Simplemente tendrías que cortar parte de una hoja. Y del trocito cortado habría que extraer el gel transparente que es lo que hay que extender sobre la piel. No es necesario que se la quites entera ya que los aloes tienen como peculiaridad que se regeneran a sí mismo así que tras el paso de algunas horas el corte habrá cerrado por completo. De ahí que también realice la misma acción cuando se aplica en la piel consiguiendo una pronta recuperación.

Aún así, sabemos que es complicado tener una planta de aloe en casa o que si estás de vacaciones no puedes viajar con una hoja de aloe puro en el bolso por si te quemas. Así que para estos casos lo mejor es recurrir a geles que contengan aloe vera.

En Ana Mandara tenemos el Gel Post Depil que se puede emplear tanto después de una depilación, para calmar y relajar la piel, como en casos de quemaduras solares.

Basta con limpiar bien la zona con agua, dejar secar y aplicar seguidamente el gel y dejar secar. Esta acción habrá que realizar unas cuatro veces al día para mantener la piel hidratada y lograr que la regeneración sea más eficaz.

Y tú, ¿sabías que el aloe vera cura con mayor rapidez una quemadura solar?

Deja un comentario