Alivio de las piernas cansadas en verano

Alivio de las piernas cansadas en verano

Las piernas cansadas suele ser una dolencia habitual en nuestro día a día. Trabajos que requieren estar muchas horas de pie o muchas horas sentado, una mala circulación o el calor del verano pueden hacer que las piernas se noten hinchadas y pesadas. También el sobrepeso es el causante, en muchas ocasiones, de este problema que tiene solución y se puede mejorar con unos sencillos pasos.

Hoy te queremos dar algunas de las claves para que tus piernas estén más livianas, sin ardor y sin pesadez durante todo el año y además te ayudarán a cuidarte tanto por fuera como por dentro.

 

Come muchos vegetales crudos

La alimentación va a ayudarte, en gran medida, con la pesadez de piernas. Por eso es importante que ingieras muchos vegetales crudos para que el aporte nutritivo y vitamínico sea mayor y eso ayude a tu riego sanguíneo.

Lo mejor para poner en práctica esto son las ensaladas, con las que puedes jugar y variar mucho para no aburrirte. También los zumos, gazpachos o salmorejos que al mezclar muchas verduras y hortalizas en un solo vaso son un excelente aporte de vitaminas.

 

Duchas siempre con agua fría

El agua fría ayuda mucho a mejorar la circulación, por esta razón si te sientes con pesadez de piernas, abre el grifo del agua fría mientras te duchas y aplícatela sobre las piernas de las ingles a los pies. En verano puede que este proceso dé menos pereza pero si lo consiguen hacer durante todo el año ¡notarás un gran alivio!

 

Ojo con la ropa ajustada

En muchos casos las ropas apretadas o los pantalones estilo pitillo comprimen tanto las piernas que empeoran el riego y por lo tanto la circulación, favoreciendo las molestias en las piernas. Así que si padeces de piernas cansadas evita la ropa ajustada, y cuando llegues a casa 10 minutos con las piernas en alto en el sofá o en el cabecero de la cama te irán de maravilla.

 

Ejercicios para evitar las piernas cansadas

Por supuesto no puede faltar en esta lista de consejos el ejercicio. Es bueno para todo y para las piernas con mala circulación, también. Camina media hora diaria y activa tu circulación, es una de las actividades más económicas y beneficiosas que puedes realizar.

Si estos paseos los combinas con algún pequeño estiramiento completarás unos ejercicios de 10 y sin esfuerzo. Puedes hacer círculos con los pies estando sentada. Una serie de 10 hacia una dirección y otros 10 hacia la contraria. Estirar el empeine del pie hacia abajo y hacia arriba unas cuantas veces y si puedes dedicarte unos minutos tras salir de la ducha para masajear con una leche corporal hidratante y movimientos circulares tus piernas, de abajo a arriba, el placer será máximo.

Es importante que tengas en cuenta que la mejoría vendrá dada aplicando todos los pasos que te hemos enumerado. Además, si padeces de varices o alguna dolencia más severa te recomendamos que acudas a tu médico de cabecera para que trate tu caso de la forma más adecuada.

¿Qué trucos empleáis para mejorar la pesadez de piernas?

Deja un comentario