Para qué sirve un after sun

para que sirve una after sun

Muchas veces cuando vamos a comprar un protector solar, nos encontramos otro botecito que le acompaña: el after sun. Este producto es el complemento perfecto para recuperar la piel tras las exposiciones al sol.

Pero ¿qué hace diferente a un after sun? No es exactamente un body milk o una crema corporal ya que este producto suele contener algún ingrediente más especial que potencia la recuperación celular, calmando a su vez la piel.

Los after sun surgieron para renovar la hidratación que la epidermis pierde cuando se expone al sol. Asimismo, sus activos consiguen rebajar la temperatura cutánea y desminflamarla. 

Por esta razón es importante emplearlos casi de inmediato tras tomar el sol con el objetivo de acondicionar la piel y que no sufra en exceso el daño celular que le ha provocado el astro rey.

 

La importancia de usar un after sun

Así pues hay que tener en cuenta tres factores: la rápida aplicación, la reaplicación durante los siguientes días y los activos cosméticos.

 

Las primeras horas tras la exposición son cruciales

Como hemos explicado anteriormente, es importante que la piel reciba el extra de hidratación lo más rápido posible tras la exposición solar para evitar la deshidratación y conseguir que la rojez y el escozor se reduzcan.

Por lo tanto, cuando te vayas a ir de la playa o la piscina te recomendamos que te aclares el cuerpo y cuando este esté seco apliques el afer sun generosamente. Si lo empleas en las primeras horas tras tomar el sol evitarás mayores daños sobre la epidermis.

 

Constancia

Al igual que sucede con casi todo hay que ser constante, y con el after sun también. 

De nada nos sirve recurrir a él justo cuando nos hemos quemado si el resto de los días que tomamos el sol lo dejamos guardado en el armario del baño. 

Cada día que vayas a la piscina, la playa o hayas pasado muchas horas al sol tienes que cuidar tu piel con más mimo empleando after sun para que se recupere antes. Si llevas a cabo este sencillo paso evitarás que la piel enrojezca con mayor rapidez y por lo tanto conseguirás que la zona afectada no se pele.

 

Calmar y regenerar

Una piel expuesta al sol es una piel dañada e irritada. Aunque el moreno quede bonito y no parezca que nos diga lo mismo, la piel sufre, por eso lo que hace especial a los after sun son algunos de sus componentes que consiguen rebajar la temperatura excesiva que la piel ha tomado bajo el sol y calmar la irritación y escozor que produce el sol cuando quema.

Si hay un ingrediente que no falta en estos productos es el aloe vera. Fuente de innumerables propiedades consigue calmar y regenerar a partes iguales por eso es uno de los componentes habituales de los after sun.

Sucede lo mismo con el pantenol o la glicerina. Dos activos que no solo aportan hidratación sino que ayudan a que la piel no pierda el agua que le queda.

 

Beneficios de utilizar un buen after sun

  • Hidratar en profundidad
  • Calmar el escozor que provoca el eritema solar
  • Prolongar el bronceado mucho más tiempo
  • Evitar la pérdida de agua de nuestra piel
  • Reparar y regenerar la epidermis causada por el daño solar
  • Rebajar la excesiva temperatura del cuerpo tras tomar el sol

Por eso, si queremos un moreno más largo y duradero hay que tomar el sol con cabeza, utilizar protección solar, reaplicarla cada dos horas y cuando finalicemos nuestro día al sol, limpiar la piel e hidratarla y calmarla con un buen after sun. 

Deja un comentario