Cuidados para el cuello y escote

En invierno, la piel del cuello y el escote se hallan bajo capas de ropa que la protegen del frío y las inclemencias del tiempo. A la llegada del buen tiempo los cuellos altos dejan paso a las camisas con escotes, a los vestidos etc que dejan ver esa piel invernal que asoma.

Cuidado parea cuello y escote

 

La piel del cuello y del escote se tiene que cuidar igual o mas que la del rostro, mimarla, nutrirla e hidratarla ya que es más fina y delicada que la de la cara y por lo tanto, el paso del tiempo, el frío y el calor hacen que se estropee y se vea más deteriorada que la del rostro. Podemos tratarla al mismo tiempo que la del rostro cuando nos hacen una higiene facial o podemos tratar el cuello y el escote por separado y con algún tratamiento pensado para este fin.

Empezaremos siempre con una buena limpieza, con una leche desmaquillante y luego con un tónico calmante. A continuación, podemos utilizar aceite de rosa mosqueta para realizar un buen masaje que incluya un drenaje linfático teniendo en cuenta que la zona a tratar es desde debajo de la barbilla detrás de las orejas hasta el canalillo, incluyendo los hombro. A continuación, realizaremos un tratamiento especial con radiofrecuencia o introduciremos un preparado para reafirmar, podemos utilizar el silicio orgánico, introducido con mesoterapia, vitamina C si tenemos manchitas.

Tenemos que fijarnos en la piel de nuestra cliente para ver que necesidades tiene. Ponemos una buena mascarilla, que puede ser de algas o alguna parafina especial como por ejemplo de rosa mosqueta. Retiramos la mascarilla y realizamos un buen masaje con una crema especifica. Por ejemplo, a una piel envejecida y seca utilizaremos una crema nutritiva y anti arrugas con proteínas de seda que ayudan a la formación de colágeno, en nuestra web tenemos una que para rostro cuello y escote va de fabula y su uso continuo da unos resultados buenísimos. Si la piel esta grasa, utilizaremos una crema para el cuello hidratante y para el escote una especial pieles grasas, ya que la piel del cuello es un poco más seca que la del escote.

Y después de este estupendo cuidado ya podemos lucir cualquier tipo de escote, que nuestra piel está preparada para todo.

Un consejo, tratar siempre la piel del cuello y del escote con la del rostro cuando se hace una higiene facial, ya que de este modo siempre le estamos dando a nuestra clientela un buen servicio y de calidad, luego siempre le podemos tratar de manera individual el rostro o el cuello y escote.

Deja un comentario