Mascarilla facial de carbón activo, el cosmético de moda


¿Qué es el carbón activo?

El carbón activo es un producto natural obtenido a partir de maderas blandas capaz de proporcionar numerosos beneficios para la piel.

Actualmente es uno de los productos más populares en cosmética. Esto es debido a su capacidad para reducir la grasa y limpiar la piel en profundidad.

Mascarilla facial de carbón activo

Las mascarillas faciales peel-off de carbón activo son el producto estrella en cosmética facial.

Estas mascarillas son adecuadas para cualquier tipo de piel expuesta a contaminantes o estrés, y son especialmente útiles en  pieles grasas, ya que absorben el exceso de sebo.

Son grandes aliadas para el tratamiento de  pieles con acné debido a su gran capacidad para captar toxinas.

Beneficios de utilizar una mascarilla de carbón activo:

  • Elimina los puntos negros y reduce el tamaño de los poros. Se encarga de eliminar todas las impurezas que se acumulan en los poros.
  • Limpia la piel en profundidad y la desinfecta. Desintoxica la piel y favorece la expulsión de toxinas. Depura la piel dejándola limpia y suave.
  • Reduce la grasa. Además de limpiar y purificar el cutis, absorbe el exceso de sebo, lo que se traduce en una piel libre de impurezas, granitos, brillos y puntos negros.
  • Elimina el acné. El carbón activo es rico en propiedades antibacterianas y desinfectantes. Acaba con las bacterias depositadas en la piel, que pueden inducir la aparición de granos y espinillas.
  • Piel luminosa, tersa y firme. Exfolia el rostro el profundidad y le devuelve su luminosidad natural.

Cómo se aplica

Antes de aplicar la mascarilla es necesario desmaquillar y limpiar la piel, podemos hacerlo con agua micelar.

Con el cutis bien limpio, aplicamos una capa uniforme sobre los puntos negros y dejamos actuar durante 20 o 25 minutos antes de retirar.

Esta mascarilla es peel-off, lo que significa que forma una película que se retira de una pieza, desde el cuello hacia la frente. El truco para una retirada perfecta de una mascarilla peel-off está en su aplicación: la capa de producto debe ser gruesa y uniforme y hay que dejarla hasta que seque bien. De esta forma, en el momento de retirar no quedan residuos en el rostro.

Evitar zonas con vello facial, y zonas sensibles como el contorno de ojos, las cejas y los labios.

Es recomendable usar un tónico después de su utilización para calmar la piel.

 

mascarillacarbonactivoana

Deja un comentario