Las Uñas

Muchas veces, aunque nos cuidemos las manos o los pies nuestras uñas cambian de color, aspecto, forma, les aparecen estrías.

 

Eso se debe a que las uñas nos indican también el estado general de nuestra salud. El cambio de nuestra uña, nos puede indicar que nos falta calcio o que tenemos alguna enfermedad cardiovascular o reumática, deficiencia de vitaminas o un trastorno del tiroides.

El estado normal de la uña es de un color rosado, fuerte y flexible, sin manchas ni decoloraciones tampoco tiene que despegarse del dedo, ni abrirse en capas, la uña tiene que mantenerse pegada al dedo y su consistencia tiene que ser uniforme.

Cuando veamos manchas blanquecinas, que la uña se despega, que se abre en capas, que su color es amarillo, morado, azulado, que nos duelen o que presenta algún tipo de imperfección, tenemos que recomendar a nuestras clientas que visiten al médico.

 

Gracias al estado de la uña, podemos avisarlas de que algo no va del todo bien en su organismo. Puede ser desde unos hongos que se instalan en las uñas hasta un problema cardiaco. Por ejemplo, si aparecen azuladas o moradas, tenemos un problema de circulación o de falta de oxigenación en la sangre, nuestros pulmones o nuestro corazón no marchan del todo bien, si la uña esta amarilla puede ser por un exceso de pintar las uñas, sin dejar espacio entre esmalte y esmalte o un problema de hígado, si se abren en capas, puede ser algún problema de tiroides. Jamás tenemos que asustar a nuestros clientes pero como buen profesional sugerir que acuda al médico y que se haga una revisión, más vale pecar por precavidos.

 

uñas ana mandara blog

Deja un comentario