Esmalte permanente de uñas

El gran reto después de una laboriosa manicura y un decorado de la uña impresionante, siempre ha sido que durase el color de la uña el mayor tiempo posible. Los esmaltes normales suelen durar en buenas condiciones 15 días aproximadamente en el caso de que no le demos mucho tute a la mano, pero si somos de las que fregamos, lavamos a mano o trabajamos con las manos una semana es el límite.

Esmalte permanente de uñas

 

Sabiendo esto, el sector de la cosmética ha trabajado en este campo para crear lo que ahora llamamos esmalte permanente de uñas. Se trata de un nombre un poco inexacto ya que no es permanente sino que dura mucho más tiempo en optimas condiciones minimizando problemas como el descascarillado. El apagado del color que sucede en los esmaltes tradicionales con este tipo de esmalte desaparece casi por completo manteniendo la apariencia de una manicura o pedicura recién hecha durante más tiempo.

Que el tiempo va pasando es evidente en el crecimiento de la uña, siendo el esmalte el que permanece en buen estado hasta 20 días. Este tipo de esmalte se puede aplicar en uñas naturales, de gel o acrílicas.

Su aplicación es un poco más laboriosa que el simple pintado de uñas, pero vale la pena por su resultado y su eficacia. No hay que tener un equipo muy complicado ni voluminoso, con tener una lámpara de secado especial, el resto es igual que para cualquier manicura, por lo tanto es bastante fácil el poner el servicio en cualquier gabinete que ya realice manicuras y pedicuras. Animaros a utilizar este tipo de esmaltes sobre todo, en el verano, que a todas nos gusta lucir unas bonitas uñas con un aspecto de recién pintadas durante más tiempo.

Deja un comentario