Pierde peso conscientemente

En tan solo unas semanas tendremos encima la famosa operación bikini, olvídate de dietas y regímenes odiosos.

Lo único que debemos es, tener muy claras nuestras ideas e intentar seguir al pie de la letra unas sencillas reglas. Si las cumples, perderás esos gramos que te sobran en un abrir y cerrar de ojos.

1º. Deja a un lado la comida basura:

Un buen alimento debe dejarte satisfecho y saciado, la comida basura hace justamente lo contrario, lo único bueno que tiene esta comida es que es muy atractiva, con una apariencia muy cuidada por las empresas que la comercializan.

Alimentos como pueden ser los caramelos, los cacahuetes con miel, pizzas con muchísimos ingredientes,… son creadas por las grandes empresas para que comamos más de lo que necesitamos y queremos.

Estos alimentos se han instaurado de tal manera dentro de nuestra sociedad que resultan imposibles de evitar. El consumo de este tipo de alimentos se ha relacionado con muchas enfermedades como el colesterol alto, obesidad, enfermedades cardíacas e incluso con algunos tipos de cáncer.

En el momento en el que consumimos este tipo de comida, el cerebro recibe una poderosa dosis de dopamina, que nos produce un gran placer durante unos minutos, es por lo que siempre queremos comer más comida basura.

2º Evita los alimentos procesados

Nos hemos vuelto dependientes de los alimentos procesados, el 70 % de los alimentos que se consumen son procesados y ultraprocesados con ingredientes relacionados con enfermedades cardiovasculares y con la obesidad.

Nada más tienes que entrar en la cocina para darte cuenta de la cantidad de alimentos procesados que hay, además muchos disfrazados como comida sana.

Lo mejor es consumir comida real. Pela tu propia fruta, compra la carne en carnicería, lava tu propia ensalada…

3º Olvídate del alcohol

Las bebidas alcohólicas son un gran impedimento a la hora de llevar una dieta en la que queremos perder peso.

Las calorías de estas bebidas dependen directamente de su grado de alcohol. Por ello lo mejor es limitar al máximo su consumo en todas sus variedades.

 

 

 

 

Deja un comentario