Hidratar la piel en invierno

Las bajas temperaturas hacen que la piel sufra más de lo habitual y debemos poner un cuidado especial en ella.

Uno de los efectos del frío sobre nuestra piel es el que produce la contracción de los capilares y, por consiguiente, disminuyen la irrigación. Este es el motivo por el que la piel puede verse con un efecto más apagado ya que la epidermis recibe menos oxigeno y nutrientes.

La acumulación de células muertas es otro de los efectos más destacables. Esto puede causar sensación de tirantez e incomodidad ya que el cutis se reseca al impedir la lubricación natural de la propia piel. A esto hay que unir el hecho de que en invierno la humedad relativa del aire es más baja, por lo que el ambiente acostumbra a ser más seco.

Uno de los factores más importes para que tu piel se vea perfecta pese a las bajas temperaturas es la hidratación.

Cómo tener la piel hidratada

Te vamos a dar unos consejos muy sencillos para que tu piel se mantenga en buenas condiciones durante estos fríos meses.

  • En invierno solemos reducir la ingesta de agua y esto puede ser algo muy importante si queremos mantener nuestra piel hidratada, no te olvides de beber durante todo el día. (TIP: Hay gente que utiliza alarmas del móvil e incluso aplicaciones específicas para recordar beber agua todo el día, puede serte útil si eres especialmente despistada).
  • Evita las duchas largas con agua caliente porque esto resecará todavía más tu cutis. Además, puede dañar la barrera natural de la piel porque podría afectar a los aceites naturales de la piel que actúan protegiéndola.
  • Podemos utilizar una crema hidratante, que además de hidratar, aporte al mismo tiempo una barrera de protección para nuestra piel contra los agentes externos y los cambios de temperatura tan frecuentes en estos días de calefacción en el interior y frío extremo en el exterior. Estos cambios bruscos de temperatura son uno de los factores que las partes de nuestra piel más expuestas, como el rostro y las manos, más van a acusar en esta época del año pudiendo ocasionar rojeces. Para combatir las rojeces es recomendable utilizar productos específicos, como el Serum Hidratante Ana Mandara, un producto ultraconcentrado apto para su uso en todo tipo de pieles y que podrás utilizar a diario.
  • Presta una atención especial a tus manos y tus labios ya que estas zonas son especialmente sensibles ante la falta de hidratación. Lleva siempre encima una crema hidratante y un bálsamo labial y utilízalas siempre que lo consideres.

Deja un comentario