Vaselina Filante

 

Es una mezcla homogénea de hidrocarburos saturados de cadena larga, generalmente cadenas de más de 25 átomos de carbono, que se obtienen a partir del refinado de una fracción pesada del petróleo y se usa tanto en farmacia como en cosmética. La composición que más se conoce es la refinada que es la que se usa para cosmética.

Es un excipiente hidófogo para la preparación de pomadas

Son muchos los beneficios que encontramos para la salud y la estética.

Tiene una consistencia espesa que la hace muy buena para cuidar la piel, sobre todo en esas zonas más sensibles como pueden ser los labios. Se considera uno de los elementos básicos de belleza que toda mujer debería usar tanto en invierno como en verano ya que crea una barrera de protección contra el  frío, el soy y el viento. Tiene una infinidad de usos y resulta más económica que cualquier crema o producto de belleza que venden en las tiendas.

Vamos a enumerar algunas de las propiedades de vaselina:

  1. La piel no absorbe la vaselina, por lo tanto su tiempo de protección es superior a otros productos.
  2. Es un lubricante ideal para la piel.
  3. Impide los efectos irritantes de algunos tejidos sobre la piel.
  4. Puede esterilizarse por calor seco.
  5. Protege y ayuda a cicatrizar pequeñas heridas como las ocasionadas por los tatuajes.
  6. Ayuda a tener los labios protegidos.
  7. No tiene olor desagradable.
  8. Esta especialmente preparado para producir pomada y ungüentos de uso tópico.
  9. Mantiene lubricadas y protegidas partes de la piel que están en contacto con el tejido.

Ahora vamos con los usos:

  1. Al ser inerte es raro que de se den reacciones adversas.
  2. Puede mezclarse con otras cremas para mantener la piel hidratada.
  3. Pueden utilizarlo las embarazadas si tienen los pechos y los pezones sensibles.
  4. Ayuda a mantener tornillos, cuchillos rodamientos etc en perfecto estado.
  5. Se puede poner directamente en la piel para evitar rojeces con el roce de la ropa.

Cuando y como podemos aplicar la vaselina filante:

  • Se puede aplicar en las pestañas, las mantendrá fuertes e hidratadas, además permanecerán más largas y densas.
  • Si lo untas en codos, rodillas y tobillos se mantendrán suaves y perfectos.
  • Para exfoliar los labios puedes ponerte la vaselina y cuando pasen unos minutos frótalos con un cepillo de dientes.
  • Ponlo sobre las cutículas.
  • Si tienes la piel seca puedes utilizar la vaselina en vez de la crema hidratante.

Como bálsamo labial: aplícalo sobre tus labios si están resecos para así suavizarlos.

Como crema de pies y manos: serivirá para suavizar y humectar los talones agrietados, las manos ásperas y los pies resecos. Aplícala poco a poco mediante movimientos circulares y enseguida puedes colocarte guantes o calcetines para que haga más efecto. Déjalo actuar unos 20 minutos aproximadamente y procede a lavarte con agua tibia.

Es una muy buena forma de retirar el maquillaje además de ayudarte frente a la irritación que este puede producirte en el área de los ojos.

Es muy bueno para suavizar después de la depilación: después de depilarnos la piel queda muy reseca y agrietada , si pones un poco de vaselina y dejas que se seque, ayudaras a que la piel se quede suave e hidratada.

Puedes cambiarlo por la hidratante, aplícatelo por el cuerpo después de la ducha.

Es un buen exfoliante, lo mezclas con azúcar o sal y aplícatelo dando masajes circulares y dejando actuar unos minutos. Después se retira con un guante o un cepillo, la piel quedará más suave y tersa.

Protege el cuero del tinte cabelludo: aplica un poco alrededor de la línea del pelo, en nuca, orejas, patillas… pero no sólo para evitar las manchas sino que también para evitar posibles alergias o rojeces.

Puede utilizarse como acondicionador: después de lavarte el pelo con el champú, aplica un poco de vaselina en el cuero cabelludo, deja actuar y enjuaga.

Esconde las puntas abiertas: si pones un poco de vaselina en las puntas, no se notará si las tienes estropeadas.

Sirve como bronceador: colocala un poco un poco antes y luego ponte el bronceador.

Mantiene por más tiempo el olor de tu colonia: aplica un poco en las muñecas y luego aplícala, el olor permanecerá durante todo el día.

A continuación vamos a ver una receta de vaselina para que puedas hacerla tu mismo en casa:

INGREDIENTES:

– Cucharadas de cera de abejas en pan.

– 1/ 2 vaso de aceite de oliva

– Un aceite esencial ( el que más te guste)

– 1 olla pequeña.

ELABORACIÓN:

Rallamos la cera de abeja y la ponemos al baño maria a fuego lento.

Cuando la cera vaya derritiéndose, le echamos el aceite de oliva y cuando veamos que se han mezclado bien, le añadiremos unas gotitas del aceite esencial que hayamos elegido.

Lo retiraremos del fuego y lo verteremos en el envase que hayamos elegido para guardarlo.

Si quieres que tu vaselina no sea blanca o transparente puedes añadir antes de retirarla del fuego alguna especia que le de color y así seguro que te queda una vaselina perfecta y a tu gusto.