Categorías

Parafina con rosa mosqueta envase 500 ml

Parafina con rosa mosqueta envase 500 ml

Parafina con rosa mosqueta envase 500 ml

Parafina de uso estético para su utilización en tratamientos hidratantes, nutritivos y estimulantes del sistema circulatorio. IVA INCLUIDO

4,30 € I.V.A Incluido
- +
Faltan 100,00 € para tener portes GRATIS!

Compralo ahora y lo recibirás en 24-48 horas

¿Tienes alguna duda sobre el producto?
Te llamamos gratis ahora mismo

Características

Parafina de uso estético para su utilización en tratamientos hidratantes, nutritivos y estimulantes del sistema circulatorio.
Este producto previo a ser utilizado precisa ser fundido a una temperatura de 52º .
Gracias a esta característica permite su aplicación mediante masaje termoterapeutico dirigiéndolo hacia los lugares que queremos tratar como , manos, pies, rostro. Ya que por su plasticidad nos permite aplicar el producto por los recovecos que estas zonas presentan y queremos nutrir e hidratar ya que son las más castigadas y con mayor desgaste por causas ambientales.
Este producto también está indicado para su aplicación previa a al uso de otros cosméticos, ya que es un vasodilatador que permite el acceso a los poros de la piel  tanto de principios activos propios (derivados de la rosa mosqueta), como de otros productos aplicados posteriormente.

Para aplicar la parafina, la zona a tratar debe estar muy limpia y desinfectada, y es recomendable aplicar una crema humectante.

La parafina debe ser calentada en un calentador apropiado a temperatura elevada, entre 45 y 55 grados.
Después se aplica la parafina, pudiéndose aplicar de dos modos:
➔ Sumergiendo la zona a tratar en el recipiente donde se ha puesto la parafina, separando los dedos para cubrir toda la superficie a ser tratada. A continuación, se retiran las manos o los pies y se espera a que la parafina se solidifique.
➔ Pincelando la parafina sobre la zona a tratar, pasando una brocha o pincel las veces que haga falta para conseguir una capa con un espesor adecuado.

Aplicada la parafina, se cubre la zona con una sustancia aislante, papel preparado o plástico, además de toallas para mantener el calor. Es importante que el cliente no se mueva para evitar que la parafina pueda romperse.
Pasados unos quince minutos, se retiran los envoltorios y la parafina con sumo cuidado.

Para tratamientos reductores, se aplica la parafina líquida sobre la zona a tratar a una temperatura cálida y se acompaña la aplicación con un masaje para activar la circulación. Después se aplican mantas térmicas para estimular la transpiración y la eliminación de toxinas. A continuación, se retira la parafina y se aplica frío para provocar una vasoconstricción y se termina el tratamiento con la aplicación de una crema reductora.

En los tratamientos faciales, realizados siempre por un profesional, se aplica la parafina con un pincel o brochita sobre una gasa que facilitará su posterior retirada. Se aplican tantas capas como sean necesarias para conseguir la consistencia adecuada, y pasados unos veinte minutos, la cubierta dura resultante se separa del rostro.

Resultado de los tratamientos con parafina
Después de un tratamiento con parafina, la piel aparece más suave, más tersa y luce un mejor aspecto.


 A otros usuarios les interesó...