Categorías

Aceite esencial de lavanda envase 30 ml

Aceite esencial de lavanda envase 30 ml

Aceite esencial de lavanda envase 30 ml

Aceite esencial de lavanda en envase de 30 ml de cristal ambar con cuentagotas. Tiene la capacidad de potenciar el efecto de todos los demás aceites ¡Combínalos al mejor precio!

10,40 € I.V.A Incluido
- +
Faltan 100,00 € para tener portes GRATIS!

Compralo ahora y lo recibirás en 24-48 horas

¿Tienes alguna duda sobre el producto?
Te llamamos gratis ahora mismo

Características

El aceite esencial de lavanda es antiséptico, sedante, analgésico, antiinflamatorio, regenerador y potenciador.

Este aceite esencial se obtiene de un arbusto procedente de los países mediterráneos de Europa y África, con ramas espigadas y flores de color morado de olor muy agradable.

El aceite esencial de lavanda es muy versátil y polivalente.

Es una de las pocas esencias que se pueden aplicar a la piel sin diluir en otra sustancia conductora.

Cualquier mezcla que se realice a base de aceites esenciales se verá enriquecida por la incorporación de unas gotas de aceite esencial de lavanda, ya que tiene la capacidad de potenciar el efecto de todos los demás aceites.

 

Usos para la piel:

  • Para las arrugas es uno de los más revitalizadores, por eso contribuye a  acelerar el proceso de regeneración celular y mantener el tejido firme.
  • Para el acné: nos ayudará a desinfectar las zonas congestionadas, a depurar la circulación sanguínea y linfática, y a reducir el dolor e inflamación causadas por esta afección de la piel.
  • En heridas y quemaduras  leves, tanto para regenerar como para desinfectar, se puede añadir una gota de esta esencia sobre la herida.
  • En los casos de dermatitis ejerce un efecto calmante en cualquier tipo de afección de la piel.
  • Es muy eficaz con la varicela, sobretodo a la hora de aliviar el escozor y los picores causados por las vesículas, además de reducir el desarrollo de la enfermedad.

Para baños relajantes puedes añadir 10 gotas de aceite en el agua para desinfectar así tanto la piel como la mente.

Hacer baños de vapor e inhalaciones con aceite esencial de lavanda ayuda a expectorar y a relajar el sistema respiratorio en catarros y bronquitis.

En niños pequeños y bebes es muy efectivo a la hora de calmar el nerviosismo poniendo una gota de aceite en la almohada.

Es uno de los aceites esenciales más versátiles para mezclar con mascarillas para el cabello y cremas hidratantes faciales.